For Patients

En la Unión Está la Fuerza

PROSE patient and accident victim Juliana with Dr. Carrasquillo

Nombre: Juliana Pavón
Diagnóstico: Herida
Vista Restaurada: Diciembre 2011

Dos de junio de 2011: Los detalles sobre el accidente son vagos. Juliana, de ocho años, y su madre Melissa embarazada de su segundo hijo, transitaban por un camino pedregoso en las afueras de Tegucigalpa, Honduras.  De acuerdo a reportes, el vehículo donde transitaban hizo un giro brusco para evitar la colisión con un animal y Juliana fue expulsada del vehículo. Juliana sobrevivió, pero sufrió heridas catastróficas en la cabeza, rostro y brazos.

Los meses a continuación resultaron ser un recuerdo fugaz pero doloroso mientras doctores trabajaban árduamente en reparar el daño  a su frágil cuerpo.  Su ojo izquierdo se perforó, fue reparado, pero su párpado abatido obscurecía su visión. Una parálisis facial en su lado derecho le impedía parpadear y por consiguiente su córnea derecha se ulceró. Otras heridas requerían cirugías reconstructivas complejas, pero sus doctores habían agotado todos sus recursos.

Juliana estaba ciega.

Luego, en agosto un doctor del Hospital Shriners para Niños supo de la situación apremiante de Juliana y coordinó su transporte aéreo a Boston, para así obtener cuidado especializado. El Hospital Shriners le hizo el acercamiento a James Chodosh, MD, Especialista en Córnea del Massachusetts Eye and Ear Infirmary, para que la evaluara.

Juliana requería un transplante de córnea en su ojo derecho, pero sin la capacidad de parpadear el procedimiento estaba destinado a fracasar. Por ende, el Dr. Chodosh consultó con su colega y Directora Médica de BFS, Deborah S. Jacobs, MD con la esperanza de que el tratamiento PROSE pudiera proteger la delicada superficie ocular hasta que su párpado purdiera ser reparado. La Dra. Jacobs se unió al Dr. Chodosh en la sala de operaciones – la cirugía fue todo un éxito.

El sueño de Juliana era reunirse con su madre, padre y hermano recién nacido, Alexander, en Honduras justo a tiempo para celebrar la Navidad. Pero, ya era noviembre y su visión seguía comprometida – un párpado abatido obscurecía la visión del ojo izquierdo y una cirugía para reparar el párpado era muy riesgosa.

La Dra. Jacobs a su vez le consultó a  Karen G. Carrasquillo, OD, PhD, para que diseñara un dispositivo prostético PROSE con un relieve especial para elevar el párpado. La Dra. Carrasquillo, que también es bilingüe, desarrolló una conección cercana y especial con Juliana: “Juliana sólo deseaba hacer las cosas que la mayoría de las niñas de su edad anhelan – saltar la cuerda, jugar con muñecas, ir a la escuela y reír junto con sus amistades.”

Después de seis meses lejos de casa, Juliana regresó a Honduras el 20 de diciembre de 2011. Al ver la sonrisa de su hermano recién nacido por primera vez, supo que finalmente su deseo de Navidad se había hecho realidad.

“Dicen que en la unión está la fuerza. Como miembro del ejemplar equipo de doctores  que se unieron para ayudar a esta niña especial y valiente, sé que este dicho no puede estar más lejos de la verdad.” – Dra. Debbie Jacobs